El éxito de Rafel Mayol: Un camino por el emprendimiento lleno de enseñanzas

Ana Barbero Historias de éxito

10 minutos de lectura 0 comentario

Ser emprendedor, muchas veces, parece un gran salto al vacío en el que no se ve el fondo. Los miedos que emergen e inundan la mente pueden llegar a ser infinitos ante el desconocimiento de embarcarse en una nueva aventura.

La mayoría de estos temores suelen hacer referencia al fracaso o al qué dirán. Sin embargo, no hacer nada y renunciar a un negocio es el mayor error que se puede cometer, pues el fracaso, así, si está completamente asegurado.

Descubre miles de productos para vender online. Sin compromisos; no se requiere tarjeta de crédito.

Regístrate en Oberlo ya. Es gratis.

La historia de éxito de Rafel Mayol

Rafel Mayol es un joven Emprendedor y fundador de la tienda en línea Wiohair y de Emprendedores.com entre otros negocios. En sus comienzos como emprendedor tuvo varios intentos fallidos, pero nunca se dio por vencido ni se dejó influir por lo que los demás pensaban de sus fracasos. 

Cuando comenzó con su primer proyecto se estaba adentrando en un mundo desconocido del que apenas tenía información y aunque creía que su plan de negocios era infalible, el éxito no fue acompañado desde sus inicios. En su camino se topó con ciertos imprevistos con los que no había contado. 

A pesar de ello, confió en su potencial y no se rindió. Él, al igual que otros ejemplos de grandes emprendedores exitosos, sufrió el fracaso en un principio, pero no se derrumbó y aprendió de sus errores para mejorar y desarrollar el negocio exitoso que siempre habían soñado. 

¡Conozcamos su historia!

Un negocio exitoso implica pruebas y fallos

«Durante dos años estuve probando 3 o 4 negocios diferentes que fracasaron, hasta que finalmente llegué al triunfo», cuenta Rafel Mayol.

Uno de los mayores miedos de la gente emprendedora es el fracaso. “No conciben fallar entre sus posibilidades. Se suelen dejar influir por el qué dirán o suelen tener vergüenza por tan solo querer intentarlo ”explica.

“Tiene que darte más miedo seguir en tu zona de confort durante otros 20 años que no lograr a la primera tu objetivo. Quedarte en donde no quieres estar ya es una derrota asegurada”, afirma Rafel.

Cuando se decide emprender y además se desconoce qué es el dropshipping exactamente, todo es incertidumbre. Además, esto se hace al tener que realizar una inversión inicial.

Ejemplo de dropshipping

“Mucha de la gente que decide Emprender ve esta inversión como un gasto innecesario. Sin embargo, es mucho más necesario de lo que piensa, porque su educación depende del éxito posterior o fracaso de su éxito”, cuenta Rafel según lo que ha visto entre sus alumnos.

Invertir en productos y no obtener beneficios, muchas veces, lleva a sentir el fracaso de no conseguir lo que se esperaba. Sin embargo, «hay que intentarlo y otra vez para llegar a lograr lo que se quiere». 

“Debes tener un presupuesto e invertirlo en testar y probar. Ahí es donde obtienes la experiencia”, dice Rafel. «Yo mismo fallé muchas veces porque no seguí ninguna estrategia, pero acabé usando un método que me funciona«.

Cada emprendedor tiene que encontrar el método que mejor se adapte a él

Desde el comienzo hay que tener en cuenta que no hay todo el mundo le funciona el mismo mecanismo. Cada uno tiene que desarrollar el suyo propio. El que mejor se adapta a su forma de trabajo. 

Esto se consigue a base de testar, fallar y corregir ciertos errores que se van a especificar con el tiempo. “Prefiero comenzar a probar el negocio con poco capital y reinvertir los beneficios a gastar 50,000 € en comprar inventario de algo que de raíz no sé si voy a vender. La gracia está en comenzar a jugar y mejorar mis habilidades”. 

«Hay que tener en cuenta que siempre hay una curva de aprendizaje que no se puede saltar si se quiere conseguir el éxito» afirma Rafel.

Aunque a primera vista esta afirmación parezca una locura, este emprendedor es un experto en esta materia, pues vivió en primera persona lo que puede suponer fallar en varias ocasiones y comenzar de 0 nuevamente. 

Todo esto requiere tiempo y dedicación, porque según Rafel, “en tu camino por el emprendimiento nada te asegura al 100% el éxito. Obtener un nivel de ventas que cubra las inversiones capitales que se realizarán y que además se obtendrán beneficios dependientes de muchos factores”.  

Empezar a emprender

Como todo emprendedor, Rafel no comenzó su propio negocio de dropshipping de la noche a la mañana. 

Durante varios años tuvo diferentes empleos, pero fue cuando fue como trabajador pasivo en marketing de afiliados -donde recibió una comisión por la venta de un producto que él promocionaba- donde se dio cuenta de quién recibió realmente el beneficio era el dueño de la tienda. Por ese motivo específico lanzarse a vendedor.

Cuando llegó a ser cuenta de que si quería vender un producto tenía que pasar por varias fases totalmente desconocidas para él.

“Lo primero es aprender a vender productos de otros en tu tienda y probarlos. Si funciona, nos gusta y es lo que buscamos, entonces comenzamos a importar productos de China”. 

«En mi opinión, el dropshipping es genial para comenzar como emprendedor porque te da la posibilidad de demostrar que sabes cómo vender, hacer publicidad y resolver cualquier problema determinado de determinar tu idea de negocio».

«Hay que tener en cuenta que siempre hay una curva de aprendizaje que no se puede saltar si se quiere conseguir el éxito»

Sin embargo, no hay una estrategia fija e infalible para lograr el éxito a la hora de buscar y vender un producto, sino que hay que atender a cada momento y necesidad en el mercado teniendo en cuenta ciertos aspectos generales. 

Encontrar tu propio nicho

Lo importante es que haya una demanda sobre un producto. Muchas veces nos cuesta separar nuestros pasatiempos de lo que la gente de verdad quiere y reclama ”, afirma Rafel.

Por lo general, cuando se inicia un negocio, se suele caer en el error de realizar una tienda a gusto del vendedor, donde una vez terminado el diseño y la selección de productos el único comprador es dicho vendedor. 

Es por ello que a la hora de elegir el bien o los bienes que se quieren comercializar “hay que buscar nichos de mercado para dropshipping que especifique la especialización, pero sin caer en los micronichos donde la probabilidad de crecer como empresa es muy pequeña, pues «El producto es demasiado específico y específico llegará a un público muy concreto», afirma Rafel.

Para ello, antes de comenzar un negocio, hay que hacer un estudio de mercado . De esta manera, obtendremos datos sobre cómo podemos obtener los productos más innovadores o los que más se venden

Con esta información, también se conocerá con éxito los nichos en los que hay menor competencia y, por lo tanto, habrá más probabilidades de obtener un hueco en el mercado. 

Ejemplo de auge de nicho en dropshipping

La realidad del dropshipping: Beneficio vs. Margen

Es una realidad que una empresa puede tener altos niveles de facturación y, sin embargo, no llega a obtener apenas beneficio. Esto se debe a que no obtiene un margen o porque sus gastos son más altos que sus ingresos, es decir, está produciendo un déficit de beneficio. 

Y es que muchos Emprendedores suelen cometer el error de confundir nivel de facturación que margen de beneficio después de costos. Piensan que si la facturación es alta, lo beneficios también lo van a ser.

“Una buena tienda en línea tiene entre un 20% y un 35% de margen después de pagar publicidad, costos de producto, costos de envío y tarifas. Si el margen es inferior al 15% hay que empezar a preocuparse”.

Facturación dropshipping

“Hay que tener un margen de beneficio en la venta. El producto no tendrá que costar más de un tercio del precio al que se va un vendedor. A no ser que el producto sea caro, donde se estima que el coste rondará el 45%”, comenta Rafel modificado en su experiencia profesional. 

Cuando se quiere obtener una ganancia por la venta de los productos elegidos hay que ajustar o acercarse al máximo posible a estas cifras. «No hay que tener miedo a poner un precio alto al producto que se vende» afirma Rafel. 

Realidad del dropshipping

“Las multinacionales lo hacen. Vender sus productos a un precio que les permite obtener un gran beneficio en comparación con el costo de producción que les supone, que suele rondar el 10% ”.

Además, cuando se habla del beneficio solicitado por la venta de un producto no hay que contabilizar el precio del bien comprado, sino que hay otros gastos adicionales, como la tarifa del internet, la cuota de autónomo, la publicidad …, que finalmente llegará que el beneficio obtenido sea menor al que obtuvo se estimaba. 

Crear marca propia

Generar un nombre para tu propia marca es uno de los aspectos más importantes a la hora de crear e impulsar tu negocio.

El dropshipping se caracteriza por encargar el producto final que va a recibir el comprador a otra empresa. Es por eso que hay que intentar que ese empaquetado lleve la marca de tu negocio. Si esto no es posible, al menos perdido que evitará los proveedores que introducen su marca en el empaquetado. “Por ejemplo, es común que a veces se incluya en las bolsas de plástico y esto no se ve bien a los ojos del cliente” explica Rafel. 

Rafel siempre tiene en mente que uno de sus objetivos es potenciar su propia marca. “Lo que hago es vender los productos de mis tiendas con mi propio etiquetado para generar mi propio nombre. Siempre que puedo lo hago sin subcontratar. De esta manera, se pueden abaratar los costos finales. Lo que pretendo es orientar mi negocio hacia algo grande a largo plazo ”.

Para ello, es fundamental sopesar controlar son los intereses empresariales que se tienen. En muchas ocasiones habrá que reinvertir los ingresos para transicionar a su propia marca y generar patrimonio de empresa.

La publicidad es una parte fundamental de las ventas

Cuando se está empezando en un negocio lo más importante, según Rafel, es la mentalidad. Él, lo compara con ir al gimnasio con el objetivo de perder peso. “Si te apuntas pero luego no vas, nunca vas a llegar a tu meta, que es perder peso”. 

Lo mismo pasa con los negocios, si no se tiene en mente el éxito y no se vende de la zona de seguridad en la que la gente se suele acomodar, no lo vas a conseguir.

“Tiene que darte más miedo seguir en tu zona de confort durante otros 20 años que no lograr a la primera tu objetivo”

Rafel afirma que la gente suele pensar que lo fundamental es el capital inicial con el que se cuenta para emprender. 

Sin embargo, para el joven emprendedor “la clave está en el marketing y la captación de clientes. Cuanto más sabes de tu cliente, más fácil será vender tu producto ”. 

Una de las formas más directas y generales de hacer llegar un producto a los compradores potenciales es mediante la publicidad.

“Todo se basa en crear una estrategia de ventas donde no tengamos que estar vendiendo constantemente. Simplemente, se trata en hacer publicidad a través de anuncios sencillos. De esta manera, la gente va a acudir a la página web y va a comprar”, afirma Rafel.

“Una cosa que me sorprende es que a la gente no les importa gastar 5.000 € en un curso, pero cuando les dices que tienen que gastar 50 € en publicidad se asustan. Yo suelo anunciar 5 o 6 productos y ensayos seleccionados más ventas”.

Dropshipping negocio real

Esta estrategia le permite a Rafel ver cual es el producto con más reclamo para después de invertir en él. Además, con los resultados, también está comprando información, que leída correctamente resulta clave para la empresa. 

“Si la gente entra en la web mediante el anuncio, pero finalmente no comprando el producto, el problema es la web. En cambio, si las personas ni siquiera hace clic en el anuncio, el problema está en el anuncio en sí mismo ”, explica.

Rafel ha probado de todo para conseguir ventas en sus páginas web, pero afirma que lo que ha funcionado ha sido invertir en publicidad. «He hecho marketing con influencers muy conocidos para promocionar mis productos, pero no ha tenido nada tan efectivo como un buen anuncio que llame la atención del comprador».

Otra información que aportan estos datos es sobre el nicho que se ha elegido. Ofrece la posibilidad de compararlos con los de otras empresas y así conocer a la competencia que comercializa el mismo producto.

De esta manera, se va adquiriendo cada vez más información para conseguir un post o anuncio publicitario que capte la atención de los clientes y se alcance un mayor nivel de ventas.  

Eso sí. Algo que Rafel considera importante es que “a la hora de escalar tu producto a distintos países hay que entender  que hay productos que sí funcionan en un país pero no en otros”.

Conocer las interacciones con los clientes

“Si se quieren resultados hay que contar con un buen Customer relationship management (CRM) que nos permita controlar las interacciones que se tienen con los clientes”, afirma Rafel.

El uso de esta herramienta es básicamente conseguir mejorar las relaciones de servicio y fidelidad que se tienen con los compradores para impulsar las ventas. 

Por eso Rafel usa Shopify. “Antes de Shopify se tenía que programar todo a medida. Esto suponía tener que contratar a gente externa para ello, a la que tenía que llamar si surgía algún imprevisto o quería modificar alguna cosa”. 

Una de las ventajas que tiene hacer dropshipping con Shopify es que se ha creado pensando en las necesidades de los emprendedores y no para programadores. Eso significa, que el vendedor no tiene que tener conocimientos de programación para comenzar con tu tienda online.

“Yo miro el coste completo y Shopify cobra un 1%, que es una cantidad muy inferior a lo que cuesta un programador. Además esta plataforma siempre funciona. Tienes la seguridad de que, respecto a esta cuestión, no va a haber complicaciones. Eso supone una preocupación menos de la que hacerse cargo”.

Su negocio de formación para hablar sobre la realidad del dropshipping

Cuando Rafel comenzó en su primer intento como emprendedor poseía pocos conocimientos sobre lo que era el emprendimiento. “Nadie de mi entorno era emprendedor o tenía negocios, así que tuve que comprar cursos y formaciones y ponerlas en práctica para aprender”.

Fracasó muchas veces. Sin embargo, una vez moduló su propio método quiso compartirlo con otras personas que, al igual que él, querían y quieren emprender.

Ejemplo de negocio de dropshipping

“Mi pensamiento principal fue instruir a empresas, pero no llegaron a convencerme las expectativas que tenían. Por ese motivo comencé a enseñar a particulares”, afirma.

“Cuando me quise dar cuenta, tenía 40 alumnos que habían llegado a facturar 10.000€” cuenta orgulloso Rafel. La empresa que había montado continuó creciendo y 4 de sus  alumnos han llegado al Club 1 Millón (el mayor club, los cuales actualmente pueden dar clases y ser mentores de otros alumnos que se estén iniciando en el emprendimiento).

Rafel cree que su éxito puede venir porque enseña basándose en sus propias experiencias y critica la educación tradicional por pecar de insuficiente para capacitar a emprendedores.

“La educación tradicional es perfecta para encontrar un empleo. Pero no puedes emprender estudiando de profesores de universidad que nunca han creado una empresa. Gente que conoce bien la teoría pero que difícilmente pueden enseñar la práctica a sus alumnos.”

Si hay algo que siempre infunde Rafel a sus alumnos es cuando comienza algo nuevo siempre a tener alguien que te va a decir que vas a fracasar, que no tienes que arriesgar y que tienes que permanecer en tu zona de confort. 

“Yo siempre les digo a mis alumnos que no hacer nada es el mayor riesgo que se puede correr. Eres una persona normal que ha decidido hacer algo excepcional. La gente te va a criticar y eso es la señal de que están haciendo las cosas bien”.

Descubre miles de productos para vender online. Sin compromisos; no se requiere tarjeta de crédito.

Regístrate en Oberlo ya. Es gratis.

¿Quieres saber más?

Ana Barbero
Ana Barbero
Ana es una joven redactora quien, a través de sus textos, pretende ayudar a los emprendedores a propulsar sus negocios y conseguir sus objetivos profesionales.