Skip to content
objetivos smart

Objetivos SMART: qué son y cómo hacerlos [+EJEMPLOS]

Artículo escrito por Ricardo Botín

Tan difícil es definir los objetivos de tu tienda online como cumplirlos posteriormente. 

De hecho, mucha gente implementa unos cuantos objetivos de empresa, pero luego nunca es capaz de ejecutar las acciones necesarias para que estos objetivos lleguen a conseguirse. 

Para evitar este problema, hay una metodología que debes emplear siempre: definir objetivos SMART

Los objetivos SMART están diseñados para que tu negocio disponga siempre de objetivos realistas, retadores, orientados a la mejora continua y que estén alineados con la visión y las metas de tu tienda de dropshipping. 

Sigue leyendo si quieres saber en qué consisten y cómo puedes implementarlos en tu ecommerce. 

Las oportunidades no llegan, se crean. No esperes más.

Empieza gratis

Definición de objetivo

En cualquier plan de negocios es necesario establecer unos objetivos y unas acciones encaminadas a su consecución. El problema es que mucha gente no comprende correctamente la definición de “objetivo”, con lo que no son capaces de implementar de un modo correcto los mismos. 

A grandes rasgos podemos decir que un objetivo se define como una serie de hitos que necesitas alcanzar para que se cumpla la meta que persigues en tu negocio. 

La dificultad, generalmente, suele venir en la fase de definición de objetivos, que suele hacerse de manera defectuosa y poco práctica. 

Por ejemplo: tú puedes pensar que un objetivo de marketing para tu tienda online puede ser “vender más productos de la categoría X”. La meta que pretendes alcanzar —si cumples con ese objetivo— es aumentar la facturación de esa línea de negocio en concreto. Pero el objetivo es demasiado vago como para saber si se ha alcanzado o no. 

Para evitar este problema, lo mejor es que utilices la técnica SMART para definir cuáles serán tus objetivos.

smart objetivos

Qué son los objetivos SMART

Muchos emprendedores novatos, que no saben cómo crear una empresa, piensan que los objetivos SMART son objetivos “inteligentes” difíciles de implementar y de llevar a cabo. Pero nada más lejos de la realidad. 

El significado de SMART es más una guía que una forma superior de pensamiento: se trata de un acrónimo formado por las iniciales de las palabras Specific, Measurable, Attanaible, Relevant y Timely (Específico, Medible, Alcanzable, Relevante y Limitado en el tiempo), que sirve de atajo para recordar los elementos básicos de todo objetivo eficaz y operativo.

objetivo smart

La principal utilidad de esta forma de establecer objetivos es que obtenemos una guía perfecta para que nuestros objetivos de empresa sean fáciles de entender, perfectamente aplicables y totalmente medibles

De ese modo, un objetivo vago y poco realista, que nadie es capaz de cumplir, se convierte en un objetivo perfectamente accesible y totalmente realizable cuando aplicas la técnica SMART. 

Por lo tanto, un objetivo SMART siempre será más fácil de cumplir que un objetivo que no está definido de una forma objetiva y profesional. 

Y si te acostumbras a definir correctamente tus objetivos SMART, podrás conseguir todas las metas que te has propuesto para tu tienda online sin necesidad de hacer esfuerzos sobrehumanos e inversiones insostenibles en el tiempo. 

¿Por qué conviene definir objetivos de una empresa?

Los objetivos de una empresa son interesantes por los siguientes motivos: 

  • La metodología SMART es muy eficaz en todo tipo de entornos: si defines bien tus objetivos podrás mejorar mucho tus resultados y tu tienda online crecerá de un modo inteligente y sólido. 
  • Te enfocarás en lo verdaderamente importante: muchos emprendedores se pierden en los detalles y no son capaces de entender su negocio de un modo global. Gracias a los objetivos SMART, vas a reflexionar sobre tu empresa y sabrás cuáles son las tareas realmente importantes, para centrar tu foco solo en las actividades que más te interesan. 
  • Controlarás mejor las operaciones: como sabes hacia dónde te diriges, tienes claro cuáles van a ser los resultados esperados y qué hacer si las cosas no salen como tú habías planificado. 
  • Te centrarás en la mejora continua: vas a saber qué es lo que haces mal y cómo puedes mejorar los procesos para que tu organización cada vez sea más eficaz desde el punto de vista operativo. 
  • Incrementarás tu rentabilidad: los procesos de mejora continua basados en la metodología SMART generan más eficacia y proporcionan una mayor rentabilidad de las operaciones.
  • Tus objetivos de marketing estarán alineados con la misión, la visión y los valores de tu negocio: en muchas ocasiones los objetivos de marketing pueden ser excesivamente cortoplacistas. Por eso es bueno centrarse en el método SMART y de ese modo no perder nunca el norte y tus metas a largo plazo.
tecnica smart

Cómo redactar objetivos SMART

Si quieres empezar a usar los objetivos SMART, tendrás que familiarizarte con algunos conceptos de planeación estratégica

Y lo primordial es quitarte ciertas costumbres e ideas preconcebidas de la cabeza. 

Esto quiere decir que antes de empezar a redactar tus objetivos SMART, conviene que te concentres en la vertiente más estratégica. 

Con lo cual, debes olvidarte al principio del corto plazo y pensar sobre todo en cuáles son las grandes metas que deseas para tu negocio a largo plazo.  

Es posible que quieras tener una de las mejores tiendas online en español de accesorios para drones, o que te hayas propuesto convertir tu marca de bisutería en una referencia del mercado. 

Sin embargo, otros emprendedores no tienen tantas aspiraciones y solo quieren sacarse un dinerillo extra vendiendo unos cuantos productos chinos novedosos en su pequeño ecommerce. 

Incluso puede ocurrir que tu meta sea que el volumen de negocio de tu tienda online crezca tanto que te permita dejar tu trabajo y que puedas dedicarte únicamente a gestionar los pedidos y llevar el marketing de tu tienda de dropshipping. 

En función de esas metas a largo plazo, tendrás que aterrizar en objetivos diferentes, que te permitan poco a poco ir acercándote cada vez más a la meta que te has planteado. 

Establecer objetivos operativos

Ahora que ya sabes lo que quieres, tienes que empezar a pensar en lo que vas a hacer para alcanzar esa meta. 

Es el momento en el que tienes que establecer cuáles serán esos objetivos operativos que te acercarán cada vez más a la meta propuesta. 

En principio, lo más interesante es que te fijes solo unos pocos objetivos

De hecho, mucha gente no logra avanzar en su negocio todo lo que debería porque establece un número grande de objetivos operativos, lo cual dificulta mucho la implicación de toda la organización y el cumplimiento de todos los planes de acción. 

Por eso lo ideal sería que marcases como mucho 3 objetivos específicos para tu tienda online. 

A continuación vamos a ver cómo crear objetivos SMART. 

Definición de objetivos mediante la metodología SMART

objetivos smart ejemplos

Una vez que te has decidido por los objetivos más importantes, llega el momento de darles forma concreta. 

Es importante que la redacción de estos objetivos SMART se registre correctamente en tu plan de marketing siguiendo los siguientes criterios. 

1. Objetivo específico

Cuando redactes tu objetivo SMART, recuerda que este objetivo debe ser específico. 

Para que un objetivo sea específico, debe ser concreto y detallado, de tal forma que no haya lugar a dudas o falsas interpretaciones. 

Es posible que no te parezca importante —sobre todo si tu negocio es unipersonal— pero debes redactar el objetivo específico de un modo en el que cualquiera que lea tu plan de negocios sea capaz de comprenderlo perfectamente. 

Recuerda que si aportas muchos detalles, estarás sentando las bases para que el objetivo sea más fácil de conseguir. De hecho, muchos de los detalles se convertirán directamente en acciones encaminadas a conseguir el objetivo SMART. 

Además, con la redacción concreta y específica de tus objetivos, también serás capaz de encontrar posibles fallos, inconsistencias o debilidades que podrían pasarte desapercibidos si empleas una redacción más vaga e indeterminada. 

2. Objetivo medible o mensurable

No olvides nunca que un objeto se define mediante una descripción muy específica de lo que se pretende conseguir. Y solo puede saberse si se ha alcanzado o no a través de una medida o un indicador clave. 

Por esa razón, si los objetivos no son medibles, no funcionarán para la metodología SMART. 

Quizás sea esta la primera prueba de fuego que debe pasar tu formulación de objetivos SMART: si no se puede medir, no sirve como objetivo

Por lo tanto, descarta objetivos como “ser más rentable” o “tener menos reclamaciones de clientes”. En su lugar, debes especificar en qué porcentaje quieres aumentar tu rentabilidad o qué número de reclamaciones anuales deseas rebajar. 

Ten muy claro que lo que no puede medirse no existe. Y cuanto más medible o mensurable sea un objetivo, más fácil será conseguirlo.

mensurable

3. Objetivo alcanzable

Otra de las metas SMART para formular objetivos correctamente es que el objetivo sea alcanzable. 

Conseguir un objetivo debe convertirse en una tarea retadora, si lo que quieres es implicar al resto de tu equipo. Y para que la organización se sienta implicada en la consecución del objetivo —y se sienta espoleada ante ese reto— el objetivo debe ser alcanzable. 

Un objetivo no alcanzable termina por no cumplirse, ya que nadie se siente motivado para ejecutar las acciones adecuadas para lograrlo. 

Esto quiere decir que a la hora de formular un objetivo SMART es conveniente que su consecución implique ciertas dificultades y esfuerzos. Pero esta dureza no debe convertirse en un objetivo irrealizable. 

Por eso conviene que dispongas de información relevante basada en tu estudio de mercado, además de tener claro en qué situación se encuentra tu negocio y cuál es tu mercado meta, ya que de ese modo podrás plantear objetivos más alcanzables. 

Aunque más adelante te vamos a poner varios ejemplos de objetivos SMART, vas a entender mejor este concepto con el siguiente ejemplo: si en los últimos 3 años la facturación de tu tienda de dropshipping se ha encontrado entre los 25.000 y 30.000 euros, no servirá de nada que para el siguiente ejercicio te marques como objetivo facturar 300.000 euros. 

De hecho, uno de los problemas de gestión más habituales se produce cuando un directivo fija unos objetivos inalcanzables porque desconoce la situación real de la empresa y no se ha molestado en analizar las cifras de ejercicios anteriores. 

Pero tampoco debes pecar de demasiado conservador en tus objetivos SMART. Siguiendo con este ejemplo, no conviene que te marques un objetivo de facturación de 26.000 euros, ya que el objetivo es tan sencillo de cumplir que no va a implicar un esfuerzo por tu parte.

4. Objetivo relevante

Tus objetivos SMART tienen que ser relevantes. 

Esto quiere decir que tu objetivo debe alinearse con la estrategia general de tu negocio online y con las metas a largo plazo que deseas conseguir.  

De nada sirve que un año te impongas a ti mismo un determinado objetivo, si este no va a contribuir a conseguir la meta que te has propuesto para el futuro. 

Es bastante habitual centrarse en algunas métricas que sirven para alimentar el ego pero que no aportan nada a tu organización. 

Por ejemplo: si tu intención es tener clientes recurrentes, que compren muchas veces en tu tienda a largo plazo, es una buena idea que elabores estrategias de email marketing. Pero si te pones como objetivo para el año próximo aumentar tu lista de suscriptores en un 200%, y luego no implementas acciones de email marketing de ningún tipo, probablemente ese objetivo dejará de ser relevante para tu meta general. 

Además, en el momento de analizar la relevancia de tu objetivo es conveniente que estudies si cuentas con los recursos necesarios para ejecutar tu plan de acción, tanto desde un punto de vista económico como de recursos humanos. 

5. Objetivo limitado en el tiempo

Otro detalle que no debes pasar por alto a la hora de planificar tus objetivos SMART es que tu objetivo debe tener un horizonte temporal marcado. 

De ese modo, lograrás concentrarte más y focalizarte en los aspectos más importantes. 

De hecho, muchos emprendedores fracasan en la formulación de sus objetivos porque no establecen un plazo máximo para saber si han cumplido o no con el mismo

Además, con una fecha límite, es más fácil organizarse durante todo el período elegido. Más que nada porque, en el caso de que se produzcan desviaciones, puedes establecer medidas correctoras encaminadas a conseguir el objetivo que te has propuesto. 

A grandes rasgos podemos decir que los objetivos deben tener un horizonte temporal no superior a un año. Y además puedes establecer revisiones parciales cada trimestre o cada mes. 

Incluso si la consecución del objetivo es vital para tu negocio, puedes implementar controles semanales y diarios (como hacen las grandes redes comerciales que controlan diariamente las ventas de sus equipos). 

smart significado

Objetivos SMART: Ejemplos

Ahora vamos a ver unos cuantos ejemplos de objetivos SMART, para que no tengas ni la menor duda sobre cómo aplicar estos cinco elementos. 

En todos los casos te mostraremos primero una mala formulación, para luego reformularlo según los criterios de la metodología SMART

De hecho, estos ejemplos te van a servir como un complemento perfecto si todavía te queda alguna duda sobre cómo redactar objetivos SMART. 

Ejemplo 1

  • Mala formulación: “Vender más carcasas para el iPhone”. 
  • Modelo SMART: “Vender 100 carcasas para el iPhone durante el 2021 (teniendo en cuenta que en todo 2020 se vendieron 75 carcasas) mediante 4 acciones de marketing de influencers”. 

El objetivo SMART es específico, porque es muy concreto. Es medible, porque se fija un número exacto de unidades. Es alcanzable, porque el año pasado se vendieron 75 unidades y este año pretendes vender 100. Es relevante, porque el negocio de las carcasas proporciona buenas rentabilidades. Y está circunscrito a un plazo temporal de un año. 

Ejemplo 2

  • Mala formulación: “Mejorar el marketing de mi tienda online”.
  • Modelo SMART: “Invertir 450 euros al mes en SEO y SEM durante el primer semestre del año para conseguir aparecer en el Top 3 de las 5 keywords principales del sector”. 

Este objetivo SMART es específico, porque se indica la cantidad exacta que se va a invertir. Es medible, porque se puede comprobar si el objetivo se ha cumplido o no. Es alcanzable, porque en el sector se consiguen buenos resultados haciendo SEO y SEM. Es relevante para tu estrategia general de marketing, que persigue el liderazgo en el sector. Y se ha marcado el límite temporal de 6 meses. 

Ejemplo 3

  • Mala formulación: “Conseguir 20 suscriptores para mi newsletter al mes”. 
  • Modelo SMART: “Crear un lead magnet para conseguir 100 suscriptores al mes, a los que empezar a enviar cupones de descuento dentro de un año”. 

En este caso, este objetivo es suficientemente concreto y específico. Además, es medible, porque se fija el mínimo de 100 suscriptores al mes. Es alcanzable, porque en otras webs ha funcionado muy bien. Es relevante, porque tu objetivo a largo plazo es generar muchos más pedidos y los cupones de descuento te van a ayudar a impulsar las ventas. Y está acotado a un año de duración para ver si hay resultados o no. 

Llega el momento de empezar a definir objetivos

Ahora que te hemos mostrado la teoría y te hemos dado unos cuantos ejemplos de objetivos SMART, te toca a ti empezar a practicar esta metodología. 

Y si todavía te quedan dudas o quieres compartir con nosotros tus buenas prácticas, estaremos encantados de conocerlas a través de la sección de comentarios. 

¿Quieres saber más?

Relacionados