Cómo conseguir la libertad financiera en 12 pasos

Ricardo Botín Emprendedores

16 minutos de lectura 1 comentario

Nos hemos acostumbrado a pensar que la libertad financiera es una especie de utopía inalcanzable. De hecho, mucha gente piensa que solo unos pocos privilegiados con unos ingresos muy altos pueden disfrutar de libertad financiera. 

Sin embargo, esta creencia es completamente errónea. Más que nada porque la libertad financiera no consiste tanto en acumular mucho, sino en como en saberse administrar. 

Como vas a ver en este post, las personas que logran la libertad financiera no tienen por qué ser ni las más ricas, ni las que han trabajado toda su vida y han acumulado un gran patrimonio, ni las que tuvieron la suerte de recibir una suculenta herencia o ganaron un premio de la lotería. 

Si quieres saber cómo se logra la libertad financiera, tienes que leerte este artículo entero porque vas a encontrar muchos consejos útiles y fáciles de llevar a cabo, que te van a permitir mirar el futuro sin preocupaciones ni agobios. 

Descubre miles de productos para vender online. Sin compromisos; no se requiere tarjeta de crédito.

Regístrate en Oberlo ya. Es gratis.

Qué es la libertad financiera

La libertad financiera consiste básicamente en disponer de los suficientes medios económicos como para cubrir todas tus necesidades en un determinado período de tiempo, sin depender exclusivamente de un sueldo. 

El concepto de libertad financiera hace referencia sobre todo a la sensación de no estar atado a un trabajo, simplemente porque necesitas el dinero que te paga tu jefe para poder vivir.

formula libertad financiera

Se podría decir que las personas que han alcanzado la libertad financiera han sido capaces de hacer frente a la maldición bíblica de ganarse el pan con el sudor de su frente. Pero no lo han hecho porque sean ricos, ni porque hayan entendido mejor que otros la definición y el significado de emprendimiento, sino porque han conseguido ahorrar y generar una serie de ingresos que les permiten disponer de su vida como ellos quieran. 

Aquí podemos ver ya dos elementos básicos que son imprescindibles para obtener la libertad financiera: 

  • Ahorros: si estás pensando en cómo conseguir la libertad financiera, lo primero que tienes que hacer es empezar ahorrar. Si consigues gastar menos de lo que ganas, con el remanente puedes ir construyendo un patrimonio que será fundamental para mandar a tu jefe a paseo. 
  • Ingresos pasivos: los ingresos pasivos son aquellas cantidades de dinero que te llegan sin que tú tengas que vender tu tiempo. Pueden ser los rendimientos de una inversión, los beneficios obtenidos —por ejemplo— con un infoproducto, o los derechos de autor que se generan cuando vendes un libro escrito por ti.

La fórmula de la libertad financiera, por tanto, se basa en esta relación: ahorro + ingresos > gastos fijos necesarios para vivir. 

Solo cuando la suma de tus ahorros y de tus ingresos es mayor que la cantidad de dinero que necesitas para cubrir todos tus gastos fijos y variables puedes considerar que tienes libertad financiera. 

¿Entiendes ahora qué es la libertad financiera?

libertad financiera que es

Tipos de libertad financiera

Para llegar a conseguir la libertad financiera tenemos que asumir que hay que iniciar un proceso que puede dividirse en fases o tipos de libertad financiera. 

Salvo que seas millonario de nacimiento, es muy difícil alcanzar la libertad financiera sin haber pasado antes por los siguientes tipos: 

  • Seguridad financiera: la primera fase es pasar de la situación de incertidumbre de no llegar a fin de mes a la situación de seguridad financiera. Podemos considerar que alguien goza de seguridad financiera cuando dispone de los suficientes fondos como para cubrir sus gastos básicos (luz, agua, hipoteca o alquiler, comida…). Cuando llegues a este punto, no podrás aún abandonar tu trabajo porque tienes más gastos que hacer frente y que no están cubiertos por tus ahorros y tus ingresos fijos. 
  • Independencia financiera: en esta segunda fase has obtenido una mayor cantidad de ingresos estables y tus ahorros han crecido hasta el punto de que ya puedes cubrir todas tus necesidades básicas y extraordinarias, sin necesidad de un sueldo. No solo tendrás dinero para pagar la casa, la luz, la comida, etc. sino que podrás salir un día a cenar, irte de vacaciones, comprarte un coche o un electrodoméstico.
  • Libertad financiera: el último paso es al que aspira todo el mundo. Consiste en disponer de tanto dinero ahorrado que, por muy mal que se den las cosas, podrías vivir cubriendo tus gastos fijos y extraordinarios sin necesidad de trabajar. Sin embargo, conviene dejar claro que, salvo que acumules un patrimonio enorme, lo más probable es que la libertad financiera no te permita vivir a todo trapo dándote muchos lujos y caprichos.

¿qué es la libertad financiera y ejemplos?

Cómo funciona la libertad financiera – Libertad financiera para principiantes

Si lo que estás leyendo te resulta atractivo, ahora te vamos a mostrar cómo funciona la libertad financiera, porque estamos seguros de que no estás familiarizado con este concepto. 

Ten en cuenta que esto es algo que no se consigue en unos pocos meses. Hay que trabajar duro y ser muy frugal y concienzudo durante muchos años. 

De todos modos, si quieres vivir una mejor jubilación —sin depender de las pensiones estatales (que tarde o temprano se reducirán)—, o planeas “despedir” a tu jefe a medio o largo plazo, debes seguir este plan encaminado a conseguir la libertad financiera para principiantes

1. Analiza cuál es tu situación de partida

Igual que una empresa lleva siempre la contabilidad para conocer la realidad económica de su negocio, no puedes alcanzar la libertad financiera sin conocer tu punto de partida. 

Para ello, haz una lista de todas tus deudas: hipotecas, préstamos escolares, préstamos para el coche, tarjetas de crédito y cualquier otra deuda que hayas acumulado. No olvides incluir el dinero que te han prestado amigos o familiares a lo largo de los años.

Ahora respira hondo. Una vez más. Después, suma el total.

¿Cuánto debes?

Si es una cantidad grande, no te asustes, ya que hemos escrito este post para que aprendas a pagarlo todo más adelante

Si es una cantidad pequeña, ¡felicidades! Siéntete libre de compartir tus consejos de libertad financiera en los comentarios al final de este artículo.

A continuación, echa un vistazo a todo el dinero que has ahorrado.

Haz una lista con todos tus fondos actuales: efectivo, cuentas bancarias, acciones, letras del tesoro, deudas pendientes de cobrar, cuenta de ahorro para jubilación u otros planes de jubilación. Después, agrega los pagos mensuales que recibes como tu salario, los ingresos que recibes por otros trabajos, etc.  

Ten en cuenta estos números a medida que trabajemos con los siguientes consejos para alcanzar tu libertad financiera.

2. Escribe tus objetivos

¿Por qué necesitas dinero?

¿Quieres deshacerte de tus deudas para siempre? ¿Estás desesperado por escapar de la rutina de tu trabajo fijo? ¿Hay algún lugar al que siempre has querido viajar? ¿Necesitas ahorrar para una boda, hijos o jubilación?

Lograr la libertad financiera debe estar asociado a una meta emocional. Tu objetivo puede ser, por ejemplo, salir de una deuda y ahorrar para una casa en propiedad. Y cuando compruebes cómo la deuda disminuye y tus ahorros aumentan vas a experimentar un subidón de los buenos.

Lo habitual es emocionarse tanto al ver cambiar los números que casi todo el mundo se esfuerza más y trabaja más duro para ganar más dinero y ver un cambio mayor en sus finanzas personales. 

Lo mejor es escribir en un papel esos objetivos y analizar cada cierto tiempo si estás cumpliendo o no con ellos. 

Aquí abajo vas a encontrar una plantilla que puedes descargar y usar para escribir tus objetivos de libertad financiera y qué es lo que vas a hacer para conseguirlos.

libertad financiera para principiantes

Es posible que no logres todo lo que quieres en un mes. Pero un año es tiempo suficiente para revisar tus avances y añadir medidas correctoras si no estás cumpliendo con tus objetivos iniciales. 

Es importante también que tu objetivo esté vinculado a un número específico que quieras alcanzar. Lo creas o no, comenzarás a trabajar hacia esos objetivos sin siquiera darte cuenta. Saber exactamente lo que quieres lograr hará que alcanzar la libertad financiera sea mucho más fácil.

3. Primero, la seguridad financiera; luego, la libertad financiera

Aunque tu meta final sea obtener la libertad financiera, debes ir poco a poco. Esto quiere decir que, salvo que pegues un buen pelotazo o te toque la lotería, no es muy frecuente conseguir la libertad financiera sin antes llegar a la seguridad financiera. 

Tu primer objetivo financiero, por tanto, debe encaminarse a que tus fondos puedan cubrir tus gastos fijos básicos

Empieza por ahí, y luego será más fácil que llegues a la libertad financiera. 

4. Crea un sistema de ingresos pasivos

Aunque en el siguiente punto vas a ver que es muy importante ahorrar, también debes empezar a generar este tipo de ingresos. Porque mientras no articules este sistema de generación de ingresos, estarás desperdiciando tu tiempo (ya que en un trabajo le vendes tu tiempo a tu jefe, y el tiempo disponible para trabajar es limitado). 

Empieza a pensar de qué modo vas a conseguir generar periódicamente ingresos como estos: 

  • Intereses: una buena inversión genera rendimientos en forma de intereses o dividendos. Si compras acciones, cada cierto tiempo se reparten dividendos. Y si compras letras del tesoro, el estado se compromete a pagarte periódicamente unos intereses para remunerarte. 
  • Rentas: si eres propietario de inmuebles, puedes alquilarlos para obtener rendimientos económicos en forma de rentas. 
  • Ingresos recurrentes: muchas son las formas para ganar dinero extra que puedes explotar. Por ejemplo: si vendes productos de afiliado o tienes una membresía, recibirás cada cierto tiempo cantidades de dinero en concepto de pagos por el servicio ofrecido en la membresía o de comisiones por las ventas que hagas a través de tu web. Analiza cuál es tu ventaja competitiva y aprovéchate de ella para conseguir más fondos recurrentes.  
  • Derechos de autor: si escribes un libro, cada vez que se venda tendrás derecho a un porcentaje de esa venta en concepto de derechos de autor. Lo mismo ocurre si compones una canción, ya que la reproducción en Spotify, por ejemplo, genera unos royalties. Y si vendes un curso, cada vez que alguien te compre el acceso a ese curso estarás obteniendo un dinero casi sin hacer nada. 

5. Ahorra todo lo que puedas

Recuerda que no es más rico el que más tiene, sino el que menos necesita. Por eso, aunque vivimos en una sociedad hiperconsumista, también tenemos como contraposición una tendencia con cada vez más adeptos: el minimalismo. 

Los minimalistas predican que es posible vivir con menos cosas. No es necesario tener 20 prendas, si puedes vivir con 5. Ni es necesario tener dos coches cuando con uno solo estarías más que servido. 

Aprende a ser frugal y a vivir con menos cosas. De esa forma podrás reducir tus gastos superfluos y empezarás a ahorrar dinero.  

Para que te hagas una idea, en 1958 Warren Buffett compró una casa de cinco habitaciones por 31.500$ y no se ha mudado desde entonces. ¿Su patrimonio neto? La asombrosa cantidad de 90.300 millones de dólares. Puede pagar una casa más grande y más cara. Pero su moderación podría ser la razón por la cual es una de las personas más ricas del mundo.

libertad financiera como funciona

La verdad es que muchas personas ricas no lo aparentan. Ese sería el caso de Mark Zuckerberg (el fundador de Facebook) que literalmente usa la misma camiseta todos los días.

¿Cómo conseguir la libertad financiera? Comprar menos realmente puede ayudarte a enriquecerte. Al gastar menos, dos cosas funcionan a tu favor. Primero, tendrás más dinero para destinar a tu libertad financiera. Segundo, aprenderás que realmente necesitas mucho menos cosas para sobrevivir, lo cual también te ayuda a ahorrar más dinero.

Cómo conseguir la libertad financiera

Ya has visto qué significa la libertad financiera y cómo se logra la libertad financiera cuando eres principiante. 

Incluso te hemos dado un pequeño plan para que empieces a dar los primeros pasos. Pero tal vez te encuentres un poco perdido y no sepas cómo empezar a ahorrar y a generar esos primeros ingresos. Así que ahora vamos a darte algunos ejemplos de cómo conseguir la libertad financiera

Ejemplos e ideas para alcanzar la libertad financiera

1. Invierte tus ahorros

Recuerda que tu dinero debe estar siempre produciendo más dinero. Así que no dejes tus ahorros guardados bajo el colchón e invierte todo lo que te vaya sobrando. De ese modo conseguirás dos efectos: 

  • No te gastas los ahorros en cosas innecesarias: porque no los tienes disponibles. 
  • Las inversiones generarán más ingresos: en forma de rendimientos, intereses o dividendos. 

2. Compra experiencias, no cosas

La vida es corta. No se trata de ahorrar todo tu dinero hasta que tengas 65 años. Puedes disfrutar de la vida mientras estás vivo.

Finalmente las cosas que te ayudarán a vivir una vida más plena serán las experiencias que tengas y no los productos que poseas.

¿Las cosas que compras te hacen feliz a largo plazo? ¿La deuda que has obtenido por comprar tantas cosas te hace la vida más fácil?

Ahora volteemos la moneda.

¿Cuál es tu recuerdo más feliz? ¿Qué estabas haciendo? ¿Con quién estabas?

Vamos a crear más recuerdos así.

¿que significa la libertad financiera?

Tal vez tienes un amigo con el que te encanta hacer ejercicio. Pues invítalo a entrenar a tu casa con una lista de reproducción de los vídeos más vistos de YouTube.

O quizás hoy tengas una cita y quieras que sea inolvidable. Pues puedes buscar una actividad increíble que nunca hayas hecho en Groupon por un precio menor.

La vida está hecha de momentos. Los mejores provienen del tiempo de calidad que pasas con amigos y familiares. Si bien algunos productos pueden ayudarte a pasar tiempo con tu familia (noche de videojuegos), la mayoría de ellos no agregan mucho valor.

Por eso, no gastes el dinero que no tienes para aparentar que tienes mucho dinero.

3. Paga tus deudas cuanto antes

Después de pagar sus deudas, la mayoría de la gente se siente aliviada. 

Si tienes una deuda de 50.000 euros, aunque tengas 30.000 en el banco, no te sentirás financieramente libre pues todavía debes 20.000 euros.

Y aunque pagarle a otra persona no es tan satisfactorio como tener el dinero en el banco, hacerlo te aproximará a la libertad financiera.

Hay dos formas principales de pagar una deuda: 

  • Estrategia bola de nieve: pagas la deuda más pequeña primero.
  • Estrategia avalancha: primero pagas la deuda con la tasa de interés más alta.

¿cómo se logra la libertad financiera?

Pagar una deuda te quita un gran peso de encima. Después de pagar tu deuda, verás que aumenta la cantidad de dinero que tienes en el banco. Es una sensación increíble ver subir el número (incluso si al principio lo veías disminuir), y te mantiene motivado para seguir creciendo.

4. Crea fuentes adicionales de ingresos

Bien, a estas alturas probablemente estés pensando: “mi deuda es mucho más alta que mi sueldo, entonces ¿cómo puedo pagarla si no gano lo suficiente?”. 

Si realmente quieres tener libertad financiera, te costará sangre, sudor y lágrimas.

Si con tu trabajo habitual no tienes suficiente, debes buscar dinero haciendo más trabajos en el tiempo que te quede libre.

Algunos expertos recomiendan tener siete fuentes de ingresos

No nos cansamos de repetir que si tus ingresos van en función al tiempo que trabajas, estás limitado por las horas del día. Te damos algunas ideas para emprender un negocio rentable con los que obtener ingresos adicionales:

  • Conviértete en escritor independiente y busca trabajo en plataformas como Twago.

calculadora libertad financiera

Si no tienes mucho tiempo que te permita seguir una de estas ideas, puedes concentrarte en aumentar tu flujo de ingresos haciendo lo siguiente:

Afortunadamente, tus siete fuentes de ingresos pueden provenir de la misma fuente. 

Por ejemplo, si eres un experto en comercio electrónico, tus siete fuentes de ingresos pueden provenir de la creación de siete tiendas virtuales diferentes. No subestimes este modelo de negocio; no te haces idea de cuánto se puede ganar con una tienda online

Y recuerda: no necesitas comenzar con las siete a la vez, puedes ir desarrollándolas con el tiempo.

5. Múdate a un país más pobre

cuanto dinero necesito para vivir sin trabajar

Además de estas ideas de negocio para ganar dinero, existen otras formas alternativas para ahorrar. Una de ellas puede ser la de mudarte a un país más pobre que el tuyo. Esto tiene sentido porque el coste de la vida en los países ricos puede suponer una pérdida de ingresos considerable. 

Aunque los salarios suelen ser más altos, también lo son todos los gastos fijos. Además, ahora que cada vez se teletrabaja más, puedes seguir prestando tus servicios profesionales en un país rico —con un sueldo alto— mientras vives en un país más pobre, en el que los gastos son más bajos porque el coste de la vida es menor. 

Desde que se produjo el confinamiento provocado por la pandemia de coronavirus, muchos trabajadores han descubierto las virtudes del teletrabajo. Esto ha generado que cada vez sean más las personas que trabajan en países como Alemania, Suecia o Noruega, y que se están planteando mudarse a países con un nivel de vida más bajo, como España. 

El motivo es sencillo de entender: para trabajar desde casa, da lo mismo si lo haces en Berlín o en Palma de Mallorca. Y la calidad de vida, unido a unos precios más bajos, son ideales para estos teletrabajadores que van a conseguir beneficios económicos con la mudanza. 

También hay una tendencia importante hacia lo que se denomina nomadismo digital. Los nómadas digitales son personas que viajan todo el año pasando largas temporadas en países exóticos como Tailandia, Indonesia (sobre todo en la isla de Bali), Panamá o Costa Rica. 

Mientras visitan esos países, siguen explotando negocios online populares o prestando servicios en profesiones como la de consultor SEO, copywriter o diseñador web, ya que son trabajos que se pueden llevar a cabo con un ordenador y acceso a Internet. 

6. Invierte en bolsa

La inversión en bolsa se basa en que tú compras acciones de una compañía, y esta compañía te da una parte de sus beneficios en forma de dividendos. 

Si compras muchas acciones, obtendrás jugosas cantidades por dividendos

Pero no te recomendamos, salvo que conozcas bien el mecanismo de la bolsa, que especules comprando acciones y vendiéndolas más caras, porque es fácil que termines perdiendo mucho dinero. 

Hay una técnica denominada buy and hold que consiste en crear una cartera de valores formada por acciones de empresas estables y consolidadas. El sistema se basa en comprar más acciones todos los meses con el dinero que tienes disponible, para que la cartera vaya creciendo y los dividendos lo hagan en la misma medida. 

Como es una estrategia a largo plazo, da igual si las acciones suben o bajan, porque lo que interesa es ir obteniendo dividendos.  

7. Invierte para el futuro

libertad financiera jubilacion

Nuestro último consejo sobre cómo conseguir la libertad financiera es muy importante. 

Supongamos que sigues los consejos y recomendaciones de este artículo, pagas tus deudas e incrementas tus ahorros. Eso podría ser suficiente para ayudarte en este momento. Pero, ¿y si sucede algo inesperado? ¿Estarías preparado?

Es importante reservar dinero para el futuro y no debes pensar que la jubilación está muy lejos porque todavía eres joven. El tiempo pasa muy rápido y si no empiezas ahora a sembrar, no podrás recoger los frutos de tu trabajo en el mañana. 

Si tienes un trabajo fijo, de esos de 9 a 5, habla con tu empresa sobre la posibilidad de suscribir un plan de jubilación o comprueba si ya tienes uno en marcha. 

Además, es bueno revisarlo periódicamente para que veas crecer tus ahorros.

También debes ahorrar suficiente para tener un fondo de emergencia. 

Algunos expertos dicen que hay que guardar el equivalente a 3 meses de salario, aunque otros lo extienden a 6 meses. Sin embargo, para aquellas personas que no ganan sueldos muy altos, ahorrar el equivalente a 6 meses de sueldo para un fondo de emergencia puede ser una tarea complicada. Por lo tanto, es mejor que comiences con una meta que puedas cumplir. 

Si has gastado demasiado en tarjetas de crédito, no utilices tu fondo de emergencia para liquidar esa deuda: concéntrate en buscar ideas de negocio para ganar dinero que te ayuden a pagar más rápido.

El fondo de emergencia es solo para emergencias. Algo inesperado y no planeado, como un árbol que cayó sobre tu casa, un accidente automovilístico o una visita al hospital.

Calculadora de libertad financiera

Ahora que ya sabes qué es la libertad financiera, vamos a hacer un cálculo para saber cómo conseguir la libertad financiera y cómo responder a la pregunta de “¿cuánto dinero necesito para vivir sin trabajar?”. 

Esta calculadora de libertad financiera se basa en tres elementos: 

  • Averigua de cuánto dinero dispones: primeramente debes saber cuánto dinero tendrías ahora mismo si dejases de trabajar. Para ello, suma el dinero en efectivo que tienes en casa, el que está ingresado en tus cuentas corrientes, depósitos e inversiones muy líquidas (que puedas recuperar en menos de una semana). De lo que se trata es de saber en qué estado están tus finanzas en caso de que de golpe dejases de recibir tu sueldo. 
  • Calcula tus gastos mensuales: analiza al detalle todos tus gastos fijos y variables. Para ello, debes pensar que hay pagos que se hacen mensualmente (como la luz, el gas o la hipoteca) y otros que pueden ser anuales (como las pólizas de seguros). Solo con esa información podrás saber si gastas más de lo que ingresas o si tienes capacidad de ahorro. 
  • Calcula tu libertad financiera: la calculadora de libertad financiera sirve para saber cuántos meses podrías vivir si te quedas sin trabajo y, por tanto, se interrumpe tu flujo de ingresos. Por ejemplo: si tienes 20.000 euros, y tus gastos mensuales son de 1.000 euros, en el caso de que ahora mismo dejases tu trabajo tienes una libertad financiera de 20 meses. 

Libros sobre libertad financiera

Existen varias formas de ganar dinero rápido (y fácil). Pero si lo que quieres es mejorar tu futuro de un modo definitivo, te conviene leer alguno de estos libros de libertad financiera que en nuestra opinión son imprescindibles para empezar a conseguir tu ansiada meta: 

  • Padre rico, padre pobre: Robert Kiyosaki es el autor de esta obra de referencia que explica la actitud que hay que tener ante el dinero y las inversiones, para poder conseguir la libertad financiera. De hecho, el mensaje que se desprende de esta obra es que la gente trabaja para conseguir dinero, mientras que las grandes fortunas hacen que el dinero trabaje para ellos.

libertad financiera libros

  • Piense y hágase rico: Napoleon Hill estuvo varias décadas analizando la forma de actuar de los grandes millonarios estadounidenses. Toda esa observación le permitió obtener patrones y extrajo conclusiones sobre lo que hay que hacer para que el dinero no sea un problema (gracias a la libertad financiera).

piense y hagase rico libertad financiera

  • El código del dinero: Raimon Samsó es el autor de este libro sobre libertad financiera en el que se muestran unos conceptos que deberían aprenderse en la escuela, pero que no se enseñan en los planes reglados. Por esa razón, tanta gente se siente atrapada por las deudas y la dependencia financiera. 

codigo del dinero libertad financiera

  • Independízate de papá estado: Carlos Galán explica en este libro sobre libertad financiera su sistema de inversión inteligente en fondos de inversión para generar el suficiente dinero como para obtener la libertad financiera.

independizate de papa estado libertad financiera

  • Pequeño cerdo capitalista: Sofía Macías aclara en este libro de libertad financiera cuál es la verdadera importancia del ahorro y cómo se deben crear metas financieras y presupuestos que limiten el gasto.

pequeño cerdo capitalista libertad financiera

Ventajas de la libertad financiera

La libertad financiera puede ayudarte a tomar posesión de tus finanzas y, lo que es más importante, de tu vida. 

Se trata de vivir dentro de tus posibilidades y asegurarte de que gastes dinero en cosas que realmente necesitas, como comida, casa e, incluso, vacaciones (relajarse también es importante). 

Seguir los consejos de libertad financiera de este artículo, te acercará más a lograr la libertad financiera que te mereces. Así que echa un vistazo a esas finanzas, crea flujos de ingresos adicionales, paga tus deudas y, antes de que te des cuenta, serás libre.

¿Cómo de cerca estás de alcanzar la libertad financiera? ¡Cuéntanoslo en los comentarios a continuación!

Descubre miles de productos para vender online. Sin compromisos; no se requiere tarjeta de crédito.

Regístrate en Oberlo ya. Es gratis.

¿Quieres saber más?

Ricardo Botín
Ricardo Botín
Copywriter y redactor de contenidos dispuesto a que tu tienda de dropshipping despegue como un cohete 🚀.