Skip to content
Hosting qué es

¿Qué es un hosting web y cuál es el adecuado para tu ecommerce?

Artículo escrito por Isabel Conesa Magallón

Lanzar una tienda online al mundo es una tarea apasionante, pero también puede resultar abrumadora. Tú lo sabes bien ¿cierto? Que si busca una solución ecommerce apta para tu proyecto, que si diseña un logotipo para tu marca, que si planifica una estrategia de marketing en redes sociales… Y así suma y sigue. 

Entre la lista de pasos que debes dar para crear tu tienda online está elegir el hosting web, algo que debes hacer a conciencia. La realidad es que de la elección de un buen alojamiento puede llegar a depender el éxito de tu nuevo negocio online. 

Pero, ¿en serio es tan importante el hosting web? Rotundamente sí. Escoger mal te puede acarrear problemas futuros como dificultad para posicionar tu ecommerce en buscadores, lentitud de carga, caídas de la web… Vamos, unas cuantas situaciones indeseables que te pueden hacer perder mucho dinero.

Por este motivo, es fundamental que tengas claro qué es el hosting y para qué sirve, además de saber en qué aspectos fijarte a la hora de contratar el alojamiento web de tu tienda online. Desde Oberlo vamos a ayudarte a aclarar conceptos con este artículo.

Diseño web para principiantes, el curso gratuito que necesitas

En esta vida, ¡todo se aprende!

Acceder al curso gratis

¿Qué es un hosting web?

El hosting web es el espacio de almacenamiento que ocupa un sitio web en un servidor de Internet. Cuando hablamos de servidor nos referimos a aquellas empresas que alquilan sus servicios y tecnologías para alojar portales en Internet. De ahí que un hosting web también reciba el nombre de alojamiento web u hospedaje web.

Ahora bien, quizá esta definición de qué es un hosting web te resulte un poco abstracta ¿verdad? No te preocupes, la haremos más sencilla. 

Definición hosting web

Veamos. Tu sitio web —en este caso, tu tienda online— representa tu casa virtual. En ella recibes a tus potenciales clientes para que vean tus productos y compren si les encajan tus ofertas. Y como si se tratase de una casa física, necesitas una parcela en la que instalarla o ubicarla ¿cierto? 

Pues esa parcela equivale al hosting web, es decir, es ese espacio virtual en el que ubicas tu tienda online. Sin hosting, no podrías almacenar los archivos de tu sitio web y, por tanto, no podrías tener un ecommerce, al igual que no podrías construir una casa si no tuvieses un terreno en el que hacerlo.

En conclusión, el alojamiento web es ese pedacito de terreno que alberga tu sitio web de comercio electrónico dentro del mundo digital. 

Y, ¿a quién le compramos o alquilamos ese terreno —en este caso, ese hosting—? A un proveedor de servicios de alojamiento web que se encarga de almacenar tu portal web en unas máquinas físicas especiales llamadas servidores

De esta manera, cuando un usuario quiere llegar hasta tu ecommerce, tan solo tiene que escribir la dirección de tu web —conocida como dominio— en su navegador y tu empresa de hosting web se encargará de conectar el dispositivo de ese usuario con su servidor y de ahí con tu página web. Fácil ¿no?

Bien, ahora que ha quedado claro qué significa hosting y para qué sirve, haremos un repaso por las diferentes opciones de alojamiento que puedes encontrar para tu comercio electrónico.

Tras ello, veremos en qué aspectos debes fijarte para elegir un buen terreno para tu sitio web. En otras palabras, qué características debes conocer antes de contratar un alojamiento web para tu tienda online.

¡Seguimos!

Tipos de alojamiento web para tienda online

Con el concepto de hosting web aclarado, repasamos los principales tipos de alojamiento web que tienes a tu disposición.

Hosting web compartido

Como su nombre indica, los portales que utilizan alojamiento de este tipo comparten los recursos con otros sitios web en un servidor individual. Dicho de otra manera, el proveedor del alojamiento web aloja varios sitios web dentro del mismo servidor.

Sin duda, es el tipo de hosting más económico, ya que al compartir servidor se dividen los costes. La parte negativa es que cada sitio web tendrá una cantidad limitada de recursos dentro del servidor. Así, por ejemplo, si tu vecino de servidor tiene un pico de tráfico, tu portal puede sufrir problemas de rendimiento o tiempos de carga más lentos. 

No obstante, su precio lo convierte en una opción perfecta para tiendas online que están comenzando y que no esperan superar las 10.000-20.000 visitas mensuales.

Hosting web VPS

Las siglas VPS hacen referencia a Virtual Private Server, o lo que es lo mismo: servidor virtual privado. Podríamos situar este tipo de hosting en un escalón por encima del alojamiento web compartido. 

Con un hosting VPS, tu portal sigue compartiendo un solo servidor con otros sitios web, pero la cantidad de estos sitios web es significativamente menor y cuentas con recursos propios que no se asignan a otras propiedades

Por tanto, el rendimiento de este tipo de alojamiento web es superior al hosting compartido, tienes más libertad y flexibilidad para personalizar cambios en la configuración del servidor, y no llega a tener un precio tan elevado como un hosting dedicado —que veremos a continuación—.

En definitiva, es una muy buena opción para los propietarios de tiendas online exitosas que han superado los recursos de un plan de hosting web compartido.

Hosting web dedicado

Un servidor dedicado te pertenece a ti. Por tanto, no compartes recursos con otros sitios web. La parte positiva es que tu tienda virtual funcionará al máximo rendimiento con tasas de tiempo de actividad altas y velocidad de carga ultrarrápida. 

El lado negativo es el precio de este tipo de hosting web, que resulta más caro frente a un alojamiento compartido. 

Por este motivo, suelen estar indicados para grandes ecommerce que esperan aumentar su tráfico web hasta superar las 100.000 visitas al mes. También para aquellos proyectos que requieran altos niveles de seguridad como sitios web de entidades financieras o médicas.

Hosting web según la plataforma ecommerce que elijas

La respuesta a qué tipo de hosting elegir para tu tienda online va a estar determinada por las necesidades de tu proyecto (tamaño, tráfico, presupuesto…), pero también por la plataforma de comercio electrónico que utilices para emprender tu negocio online.

A grandes rasgos podríamos agrupar las soluciones de software en dos tipos: alojadas y autohospedadas. Cada una de ellas va a requerir un tipo de hosting diferente. Lo vemos en detalle.

Plataforma de ecommerce alojada

Cuando utilizas una plataforma de ecommerce alojada, los desarrolladores del sitio web te brindan todo aquello que necesitas para construir tu tienda online como plantillas, paneles de control, inventario, cifrado HTTPS, certificado SSL, aplicaciones y hosting, entre otros. Esto implica que no tendrás que contratar a un proveedor de alojamiento web aparte. 

Si tu experiencia en desarrollo web es limitada y quieres desentenderte de los aspectos técnicos y el mantenimiento de la web, esta es la mejor opción para ti. 

A cambio de abonar una tarifa mensual a la plataforma de ecommerce, tendrás tu portal de venta online listo en apenas unas horas y te despreocuparás de toda la parte técnica. Por tu parte, tan solo tendrás que ocuparte de subir tu catálogo, redactar las descripciones de productos, captar clientes, gestionar las ventas y enviar los pedidos.

Una de las plataformas de comercio electrónico alojadas en la nube más populares en la actualidad es Shopify.

Shopify te lo pone fácil

Abre el negocio online con el que siempre habías soñado.

Empezar prueba gratis

Tienda online autohospedada

Otra opción para montar tu tienda online es decantarte por una plataforma autohospedada que debes alojar en tu propio hosting web. Por tanto, debes contratar un alojamiento web (del tipo que sea), instalar el software ecommerce que hayas elegido y ocuparte de que funcione correctamente, además de mantener el portal. 

Como puedes imaginar, esta opción requiere de ciertos conocimientos técnicos y de programación para lograr que tu tienda virtual esté plenamente operativa. Aunque es cierto que, en contrapartida, te ofrece más libertad de personalización

Gracias a soluciones como Prestashop, Magento o Woocommerce el desarrollo web te resultará más sencillo. Eso sí, deberás aprender a manejar estos softwares y mantenerlos a punto para que no te den problemas.

El coste de contratar un portal ecommerce autohospedado puede resultar más económico frente al alojado. En cambio, el coste del desarrollo será superior, además de que necesitarás conocimientos de codificación para ponerlo en marcha.

4 características clave que debes investigar antes de contratar un servicio de alojamiento web para tu tienda online

Ya lo hemos anunciado al comienzo del artículo: una mala elección de proveedor de alojamiento web puede arruinar tu proyecto. 

Como no queremos que esto te suceda a ti, repasamos los principales rasgos que debes investigar a la hora de contratar un hosting web.

1. Sitio web de carga rápida

Si te gusta el mundo del marketing digital y sueles estar al tanto de lo que se cuece en el sector, puede que hayas oído hablar de las Core Web Vitals de Google, que entraron en vigor recientemente. 

Se trata de unas métricas creadas por el rey de los buscadores para valorar la calidad de un sitio web basándose en la experiencia que tiene el usuario con un portal. Por tanto, forman parte de los factores de posicionamiento que utiliza Google para ordenar su ranking.

Estas nuevas métricas han centrado buena parte de su atención en la velocidad de carga de los sitios web, es decir, cuánto tarda en cargar una página web por completo cuando el usuario accede a ella

Como es natural, cuanto más rápido cargue, mejor para el usuario y, por ende, mejor para el posicionamiento SEO de tu proyecto. 

Por este motivo, a la hora de contratar un hosting web para tu tienda online debes prestar atención a la infraestructura que te ofrece para garantizar una velocidad de carga ligera

Una buena empresa de alojamiento de comercio electrónico se asegurará de que tenga los recursos suficientes para administrar el volumen de tráfico que espera obtener tu proyecto. Esto incluye picos de tráfico y otros factores que pueden interferir con el rendimiento como el almacenamiento en caché.

Piensa que el 47% de los consumidores espera que una página web se cargue en 2 segundos o menos. Por tanto, si tu web tarda más de 3 segundos en cargar, tus visitas se irán por donde han venido para visitar la web de tu competencia, y con esas visitas se irán las ventas.

Velocidad hosting web para tienda online

2. Seguridad

¿Sabías que uno de los principales motivos por los que los usuarios de Internet no compran online es la preocupación por la privacidad o la seguridad en el pago? En concreto, alrededor del 15% de los usuarios rechazarían hacer un pedido online por esta causa, según Statista

Ten este dato muy presente cuando te dispongas a contratar tu hosting web. No querrás perder clientes por el camino por falta de confianza en tu portal ¿a qué no? 

Un proveedor de alojamiento web de calidad garantizará la protección y la seguridad de tu sitio web, manteniéndolo a salvo de piratas informáticos que puedan robar datos sensibles de tus clientes violando el RGPD

Para ello, debe ofrecerte dos elementos: el cifrado HTTPS (HyperText Transfer Protocol Secure) y el certificado de seguridad SSL (Secure Socket Layer). 

El primero hace referencia al protocolo seguro de transferencia de hipertexto y el segundo se trata de pequeños archivos que se almacenan en el servidor y que se encargan de encriptar los datos transferidos entre un ordenador y el servidor de un sitio web.

Si tu tienda online no cuenta con estas dos capas de cifrado que garanticen la seguridad, el navegador marcará tus páginas como sitio web no seguro junto a un icono de aviso. Este dato alertará a tus visitantes web cuando aterricen en tu portal minando su confianza en tu negocio y restándoles las ganas de teclear los datos de su tarjeta para pagar una compra.

Seguridad de alojamiento web

El tema de la seguridad ante el robo de información es importante no solo para los consumidores, sino también para Google. Si una web cuenta con las capas de encriptado necesarias, tendrá más puntos para clasificar más alto en las búsquedas de Google.

3. Tiempo de inactividad

El tiempo de inactividad es uno de los grandes enemigos del ecommerce. ¿Por qué? Muy sencillo. Si una web se cae y no está operativa, no permite acceder a los visitantes y, por tanto, no permite generar ventas. A eso se refiere el tiempo de inactividad, es decir, el lapso de tiempo que ha estado un servidor sin funcionar

Los fallos técnicos existen. No hay ninguna empresa de alojamiento web que sea infalible a ellos. Sin embargo, hay ciertos hostings que son más propensos a sufrir estos problemas inesperados como los alojamientos web compartidos con costes demasiado baratos. 

Créenos, ahorrarte unas monedas en tu empresa de hosting te puede salir muy caro. Para que te hagas una idea, se ha calculado que un portal como Amazon perdería más de 200.000$ de facturación por cada minuto de inactividad. 

Vale, probablemente tu tienda virtual esté a años luz de facturar cifras similares a las del gigante del ecommerce. Pero esta estadística llevada a pequeña escala puede suponer un buen agujero en tus beneficios a final de mes.

Para solventar este problema, indaga los porcentajes del tiempo de actividad de los servidores de alojamiento que valores contratar (que deberían superar el 99%). Tampoco te olvides de consultar reseñas y opiniones de otros clientes para asegurarte de que tu hosting web no te dejará en la estacada. 

Y, por último, pero no por ello menos importante, busca proveedores que te garanticen soporte técnico las 24 horas de los 365 días. Sin duda, el soporte y la atención al cliente son rasgos vitales que diferencian a un buen proveedor de alojamiento web de los mediocres.

4. Copias automatizadas

Imagina despertar un día y descubrir que todo tu catálogo de productos para vender online ha desaparecido. Horas y horas de trabajo tiradas a la basura. 

Esto puede suceder más a menudo de lo que imaginas. A veces la falta de conocimientos técnicos en informática y programación nos llevan a borrar archivos vitales sin querer o, simplemente, los piratas informáticos están al acecho para atacar y fastidiarte el negocio. 

En esos momentos te odiarías si te hubieras decantado por contratar un proveedor de hosting web para tu tienda online poco confiable. Por fortuna, estamos aquí para avisarte de que escatimar con el alojamiento de tu ecommerce no es buena decisión. 

Un proveedor de hosting web de calidad se encargará de hacer copias de seguridad automatizadas y periódicas de tu sitio web que te salvarán del disgusto si te enfrentas a un incidente de este tipo. 

Pregunta siempre si este servicio está incluido cuando contrates tu hosting web y, no obstante, lo ideal es que crees tus propias copias de seguridad periódicas. Así no dependerás únicamente de tu empresa de alojamiento. 

Requisitos contratar hosting web tienda online

Un hosting web a la medida de tu proyecto

Ahora ya tienes claro qué es un hosting web, los tipos que existen y en qué aspectos debes fijarte cuando te dispongas a contratar un alojamiento web para tu tienda online.

Recuerda, si quieres librarte de toda la tarea que implica investigar y comparar proveedores de hosting, una plataforma ecommerce alojada como Shopify, es tu solución. 

En cambio, si requieres una mayor personalización y tienes conocimientos técnicos para ello o puedes contratar a alguien que se encargue por ti, las plataformas autohospedadas, son una buena opción. En este caso, deberás ocuparte de contratar el hosting web y gracias a las pautas que te acabamos de dar, lo tendrás mucho más fácil.

¿Te animas a contarnos un poquito sobre tu proyecto? ¿Conocías la definición de hosting web? ¿Ya tienes claro qué tipo te conviene más? Charlemos en los comentarios.

¿Quieres saber más?



Relacionados