Skip to content
que es un marketplace

¿Qué es un marketplace? Definición y principales ventajas de los marketplaces

Artículo escrito por Ricardo Botín

Muchas personas buscan en Internet qué es un marketplace porque es una palabra de moda. 

Por todas partes aparece esta palabra. Pero es posible que en algunos entornos el significado te resulte un poco confuso y que no tengas clara cuál es la definición de marketplace más precisa.

Lo cierto es que este anglicismo es bastante antiguo, pues siempre se ha usado en referencia a los mercados o plazas de abastos de toda la vida. Pero hoy en día este término se emplea en un contexto diferente y menciona a una realidad distinta, mucho más tecnológica. 

Si quieres saber qué es un marketplace o mercado digital, no dejes de leer este artículo, porque te vamos a resolver todas tus dudas

Qué es un marketplace

que es un marketplace o mercado digital

Un marketplace es un espacio virtual que facilita las transacciones digitales en Internet entre compradores y empresarios que tienen productos para vender online

Al igual que sucede en los mercados físicos de toda la vida —generalmente organizados por una autoridad o colectivo, con el objetivo de que varios comerciantes monten un puesto en su interior y vendan sus productos—, los marketplaces replican esta estructura, pero de una forma virtual. 

Un marketplace es, por tanto, una plataforma implementada por un intermediario para que compradores y vendedores se encuentren y puedan hacer negocios juntos. 

El creador del marketplace debe ser capaz de generar las suficientes visitas —aumentando su tráfico web— como para que todos los vendedores consigan un volumen de ventas aceptable. 

Y para que el marketplace sea atractivo por su variedad de vendedores y amplitud de catálogo, entre otras cosas, hay que convencer a un número suficiente de vendedores que quieran participar en la plataforma. 

De hecho, lo que los compradores buscan cuando compran en un marketplace es que haya diferentes opciones del producto que les interesa, comercializadas por diferentes vendedores. 

Y gracias a esa sana competencia, el comprador suele obtener mejores condiciones y precios que si tuviese que navegar por Internet hasta encontrar la mejor oferta. 

marketplace

Tipos de e-marketplaces

Como los marketplace se han popularizado mucho en los últimos años, podemos encontrar diferentes clasificaciones y tipos de marketplaces. 

Tipos de e-marketplaces en función de la categoría de producto

La primera clasificación se puede hacer en función de los productos o servicios que se comercializan en el marketplace. Podemos encontrar dos tipos diferentes: 

  • Marketplace generalista: en las plataformas generalistas se pueden encontrar una gran variedad de productos de categorías muy diversas. Sería el caso, por ejemplo, de AliExpress, en donde es posible adquirir todo tipo de cosas que se te ocurran (desde productos chinos novedosos hasta menaje para el hogar, pasando por ropa de diferentes estilos, gadgets electrónicos, joyas, productos para mascotas, recambios para el coche, herramientas para bricolaje…). 
  • Marketplace vertical: en este caso estamos hablando de plataformas especializadas en un nicho o en una categoría de producto en concreto. En este caso estaríamos ante agregadores de diferentes comerciantes especializados en una sola temática, como ocurre, por ejemplo, con Runnea.com, web especializada en recopilar tiendas online de venta de zapatillas de deporte.  

Tipos de e-marketplaces por el objeto comercializado

En este caso, se pueden distinguir tres tipos diferentes de e-marketplaces:

  • Marketplace de productos: en este tipo de mercados digitales se venden toda clase de productos físicos. Aquí encontramos los marketplaces más famosos como Amazon o eBay. 
  • Marketplace de servicios: la venta de servicios también puede ser objeto de comercio en una plataforma de este tipo. Por ejemplo: en la web de Fiverr muchos profesionales ofrecen sus servicios. Y los clientes saben que allí pueden contratar servicios como el diseño de un logo o una intro para un vídeo de YouTube. 
  • Marketplace laboral: otro de los segmentos en los que mejor funcionan los marketplaces es en el de la búsqueda de empleo. Por eso, webs especializadas como InfoJobs son capaces de que trabajadores en demanda activa de empleo encuentren a empresas con vacantes. Si no sabes cómo encontrar trabajo, en estos marketplaces está la solución. 

Pros y contras de los marketplace

Analizando detenidamente la definición de marketplace se deduce que en este tipo de plataformas se pueden encontrar ventajas muy similares a las que han popularizado en las últimas décadas a los centros comerciales físicos: es fácil encontrar de todo sin tener que moverse ni dar muchas vueltas

Igual que a la gente le da pereza recorrerse una ciudad de cabo a rabo para comprar cuatro cosas, lo mismo sucede con el comercio electrónico, según se desprende de nuestras estadísticas de compras online

Cuando hay que comprar varias cosas de una tacada, cada vez son más los compradores que optan por visitar un marketplace en el que van a encontrar todo lo que necesiten. 

Pero aunque esta sea la ventaja principal, son muchas más las que ofrecen estas plataformas. 

Desde el punto de vista del comprador

marketplace definicion

Las ventajas de un e-marketplace para un comprador parecen evidentes: 

  • Encontrarlo todo en un único sitio: ya hemos visto que uno de los motivos por los que Amazon tiene una gran cuota de mercado es porque ofrece en su propia plataforma una variedad de productos casi infinita. Y eso es muy cómodo para el comprador, que no tiene que cambiarse de plataforma para comprar diferentes productos. 
  • Pagos centralizados: el comprador puede adquirir de una vez varias cosas diferentes, sin tener que utilizar múltiples pasarelas de pago, con procesos pesados, difíciles de comprender y heterogéneos. En un marketplace puedes comprar todo lo que se te ocurra y realizar un único pago al final, en una sola vez. 
  • Máximo acceso a la información: los e-marketplaces ofrecen mucha información al consumidor y suelen ser bastante transparentes respecto al stock disponible, los plazos de entrega, las mejores ofertas… Gracias a esa mayor información es más fácil tomar la decisión de compra más óptima. 
  • Precios más bajos: si te dedicas a buscar en marketplaces en muchas ocasiones obtendrás mejores precios porque las estrategias de precios —cuando hay mucha competencia— suelen empujar a los comerciantes a las rebajas y descuentos. 
  • Opiniones de clientes más objetivas: las opiniones en un marketplace suelen ser más objetivas. Al haber varios vendedores, es fácil comparar entre las mejores y peores valoraciones. De hecho, este tipo de opiniones de clientes suelen ser decisivas para que los compradores confíen en un vendedor en concreto. 
  • Mejores condiciones de envío: muchos marketplaces se encargan de la logística, con lo que ofrecen envíos más rápidos y baratos. Y eso hace que la satisfacción del cliente aumente. Por ejemplo: AliExpress ofrece a los comerciantes de su plataforma el envío con ePacket para agilizar las entregas. 

Sin embargo, también hay alguna desventaja al comprar en un marketplace: 

  • Desaparece el comercio local: los grandes marketplaces han acaparado una parte del negocio muy importante y están hundiendo a muchos pequeños comercios locales que no logran competir con estas multinacionales. Y eso hace que algunas ciudades se vayan vaciando y entrando en decadencia.  
  • El posicionamiento del producto depende del algoritmo: cada plataforma tiene su propio algoritmo que prima a unos productos determinados en detrimento de otros. Es posible que te pierdas muchos productos nuevos, de mejor calidad, porque aparecen muy atrás en las búsquedas y pasan desapercibidos a los consumidores. Este fenómeno es todavía peor cuando el marketplace ofrece a sus comerciantes herramientas de patrocinio o posicionamiento VIP. 

Desde el punto de vista del vendedor

Ahora vamos a ver cuáles son los pros para un empresario que decide vender en un marketplace: 

  • Accederás a una cantidad mayor de potenciales clientes: el gran beneficio de vender en este tipo de plataformas es que puedes mostrar tus productos a un número mucho mayor de clientes potenciales. Muchos más de los que conseguirías a base de hacer promoción en las redes sociales más populares o de invertir en anuncios de Facebook
  • Potencias el branding de tu negocio: los marketplaces se esfuerzan mucho en el branding y en la estrategia de marca. Y cuando alguien compra en uno, no piensa que está haciendo una transacción con una tienda online en concreto, sino con el e-marketplace en el que se encuentra. Además, estas plataformas suelen crear sistemas de valoración de cada comerciante, lo cual permite que tengas mayor credibilidad de marca (si haces las cosas bien). 
  • Te beneficias a nivel de SEO: en muchas ocasiones, los comerciantes de un marketplace logran posicionar mejor en Google sus productos que si lo hiciesen a través de su tienda online. Y esto es así porque la autoridad SEO del marketplace es superior a la del comerciante. 
  • Reduces tus costes: el marketplace se encarga en muchas ocasiones no solo de crear nuevas promociones, sino también de la gestión de los pedidos y del marketing digital. Y tú solo tienes que pagar por todos esos servicios una cuota fija mensual o una comisión por cada venta realizada. 
  • Te olvidas de la gestión de pagos: lo normal es que los compradores paguen directamente al marketplace. Y será la plataforma la que se encargue de tramitar el pedido y de pagarte a ti directamente (lo cual repercute en unos menores gastos bancarios y una inversión menor en una buena pasarela de pagos). 
  • Dispones de un canal de ventas adicional: aunque vayas a seguir vendiendo en tu propia tienda online con Shopify, nunca está de más contar con otros canales adicionales. Por eso, cada vez más emprendedores montan una tienda online para vender sus productos únicos directamente. Y también comercializan esos mismos productos —u otros— en marketplaces. 
  • Te favoreces de las sinergias con otros vendedores: puede ocurrir que tu competencia venda un producto como el tuyo. Y al hacer el pedido, el propio sistema empiece a ofrecer al comprador un accesorio que forma parte de tu stock para favorecer una venta cruzada. Esto quiere decir que esta estrategia de ventas del marketplace genera más pedidos que si cada uno fuese por libre. 
  • Si haces dropshipping, no necesitas disponer de stock: gracias a plataformas como AliExpress ahora es mucho más fácil y barato empezar un negocio de dropshipping. Tan solo dedícate a vender, que los comerciantes del marketplace ya se encargarán de enviar los pedidos que vayas generando.
que es marketplace

Ahora vamos a ver cuáles son las desventajas de esta modalidad de negocio. 

De no hablarte de las pegas —sobre todo cuando no sabes qué es un marketplace— posiblemente pensarías que se trata del negocio perfecto. Y lo cierto es que también tiene sus pegas: 

  • Peores márgenes de venta: los costes y comisiones propios de formar parte de un marketplace hacen que el margen de ganancia sea más bajo. Además, es posible que la propia plataforma te recomiende bajar precios para generar más pedidos. Así que ten cuidado a la hora de calcular los precios de venta
  • Se tarda más en cobrar: como tú no tienes que encargarte de la gestión de pagos, puede ser que tardes más en cobrar el precio de tus productos, ya que muchos marketplaces no transfieren el dinero a los vendedores hasta semanas o meses después de la transacción. Esto lo debes tener en cuenta en la contabilidad de tu empresa, si no quieres encontrarte con problemas de liquidez.  
  • Es difícil comunicar tu propuesta de valor: la mejor forma de diferenciarte de la competencia es a través de tu propuesta de valor. Sin embargo, al formar parte de un marketplace —con sus propias reglas y políticas de marca— es difícil destacar entre todas las ofertas. 
  • Compites contra el propio marketplace: los marketplaces también son vendedores. Por eso, cuando tu producto funciona muy bien, es probable que el propio e-marketplace contacte con algunos proveedores para vender los mismos productos innovadores que tú, pero a un precio más bajo. Y en ese caso, tendrás que pelear contra el propio marketplace (ya que en las búsquedas sus productos siempre suelen aparecer antes que los de los comerciantes externos). 
  • No tienes contacto directo con tus clientes: realmente la transacción la efectúa el marketplace. Por eso, tú no tienes acceso a los datos de tus compradores, ni puedes hacer email marketing para ofrecerles nuevas promociones, ni contactar con ellos para que compren directamente en tu tienda. 

Si te das cuenta, las pegas de vender en un marketplace son bastante parecidas a las que encontrarías si vendieses físicamente en un centro comercial. Por eso, debes ser tú el que valore si los beneficios de usar ese tipo de plataformas superan a las desventajas. 

De cualquier forma, no olvides realizar un estudio de viabilidad del proyecto para saber si realmente te conviene o no entrar en este tipo de canales. 

Nunca antes habías estado tan cerca

Crea tu tienda online sin stock y con unos pocos clicks

Empieza gratis

Marketplace y dropshipping

Ahora que ya sabes qué es un marketplace, llega el momento de que conozcas en cuáles de ellos te puedes dedicar a hacer dropshipping.   

Simplemente como recordatorio, hay que señalar que el dropshipping es un modelo de negocio en el que no es necesario disponer de stock. Basta con comprar el producto cuando se concrete una venta; y será el propio proveedor de dropshipping el que envíe el paquete a casa del cliente. 

Esto hace que el dropshipping sea un modelo especialmente indicado para mayoristas que comercializan sus productos en un marketplace

Por lo tanto, si haces dropshipping con Oberlo, lo más normal es que tus proveedores sean comerciantes que venden a través del e-marketplace de AliExpress. 

Pero las sinergias entre dropshippers y marketplaces van mucho más allá, puesto que hay muchos marketplace online en los que pueden ofrecer sus productos las tiendas online que hacen dropshipping. 

Este último caso sería el de aquellos emprendedores que hacen dropshipping con Amazon

Por otra parte, en Internet hay más marketplaces que permiten hacer dropshipping, como ocurre con plataformas como eBay o BigBuy.

marketplace online

Y si te parecen pocas opciones, todavía hay más: si te interesa el dropshipping, pero no tienes ganas de montar una tienda, en Shopify tenemos un marketplace —Exchange Marketplace— en el que puedes comprar ecommerces operativos y funcionando. 

De esa forma, no solo te evitas todas las tareas de creación de la tienda online, sino que además te ahorras mucho dinero en SEO y SEM porque gran parte del posicionamiento en buscadores lo habrá realizado ya el anterior propietario. 

¿Ves cómo el dropshipping y los marketplaces hacen muy buenas migas?

Esperamos que hayas entendido correctamente qué es un marketplace y cómo pueden formar parte de tu estrategia de marketing si decides confiar en ellos. 

De cualquier forma, si aún te quedan dudas, estaremos encantados de resolverlas en los comentarios que vas a encontrar un poco más abajo. ¡Los respondemos a todos!

¿Quieres saber más?

Relacionados